Filosofia

La moda tiene mucho que ver con la expresión artística. En la moda creamos con tejidos, botones y pasamanerías en lugar de con barro o con mármol.


El escultor diseña y realiza su obra con la intención de engrandecer una estancia, de excitar los sentidos de quien la ve. En la moda intentamos engrandecer a la persona que viste nuestras creaciones. Con nuestro trabajo conseguimos que la mujer que usa nuestras prendas se vea mejor a sí misma, con más ilusión y confianza.


La moda, además, alimenta el apetito de novedad de todo ser humano. Permite el cambio; proyectar imágenes distintas de nosotros mismos; decir cosas acerca de nuestro estado de ánimo y mucho más sin necesidad de usar palabras.


Queremos que cada una de nuestras prendas represente la excelencia del trabajo, la labor que se hace con pasión y siempre con la ilusión puesta en alcanzar la obra perfecta.


No confiamos en procedimientos de ahorro. Diseñamos y fabricamos en nuestros propios talleres. No confiamos nuestro trabajo a otros para que lo fabriquen más barato pero seguro que no de modo tan preciso. Queremos que nuestras obras sean nuestras hasta el final.


Nuestras prendas conservan todas sus virtudes de equilibrio, simetría y proporción independientemente de la talla en la que sean realizadas. Del mismo modo, una escultura grande podrá tener el mismo atractivo, dulzura y belleza que una pequeña.